Tarta helada

By | 24/11/2012

La tarta helada clásica se hace con helado del sabor que más nos guste, y un pastel. Se alternan ambos elementos para lograr una sola pieza. En muchos casos se hace de galletas y helado, nada más, armando las distintas capas. En este caso vamos a hacer un bizcocho perfecto para la heladera, y lo vamos a rellenar con helado de nuestro sabor favorito. Recuerda que debes mantener en una temperatura bien baja porque si no se derrite, solo se debe sacar cuando se vaya a picar.tarta helada

Ingredientes:

Para el bizcocho:

200 gramos de harina de trigo.
300 gramos de azúcar blanca.
90 gramos de cacao puro amargo.
1 cucharadita de levadura instantánea.
1 pizca de sal.
2 huevos.
200 mililitros de suero.
125 gramos de mantequilla sin sal derretida.
200 mililitros de café fresco.

Para el relleno:

1 litros de helado de vainilla, o cualquier otro que te guste.

Para la cobertura:

200 mililitros de crema de leche o nata para montar.
50 gramos de mantequilla sin sal.
250 gramos de chocolate cobertura.
Almendras, nueces o avellanas para adornar.

Preparación:

Calienta el horno a 180°C mientras haces el bizcocho. Necesitarás dos moldes del mismo tamaño, alrededor de 20 centímetros de diámetro. Unta con mantequilla y pon harina. Si quieres puedes usar papel de horno para que sean más fáciles de sacar.

En un envase mezcla los ingredientes secos, que son la harina, el azúcar, cacao, levadura y sal. Tamiza todo mientras lo mezclas. Por otro lado, mezcla los huevos, el suero y la mantequilla. Une todo y mezcla hasta que esté integrado perfectamente. No olvides el café de último. La masa será muy líquida y suave.

Vierte en los moldes que has preparado y mete en el horno por unos 20 o 25 minutos. Saca y deja reposar por al menos 15 minutos antes de desmoldar.

Saca el helado mientras se enfrían los bizcochos, de esta forma será más fácil de untar. Necesitarás otro molde donde meter toda la torta para que no pierda la forma. Forra con papel encerado y agrega el primer bizcocho. Encima de esto agrega una capa grande helado, todo el litro. Cierra con la otra tapa de bizcocho. Lleva al congelador durante toda la noche.

Prepara la cobertura al día siguiente. Hierve la crema de leche en una olla y luego agrega el chocolate y la mantequilla. Deja que se forme una crema. Saca la tarta del congelador, desmolda en una rejilla, y agrega todo el ganache de chocolate. Agrega las almendras o nueves y congela de nuevo.

Foto: http://www.larecetadelafelicidad.com/

Deja un comentario