Tarta de queso o cheesecake

By | 23/03/2015

De las tartas más conocidas está la tarta de queso o cheesecake, definitivamente todo el mundo sabe que existe, y que es perfecta para comer como un buen postre. A pesar de que a primeras se piense que el queso debe ser usado en preparaciones saladas, en este caso le daremos un toque dulce y delicioso logrando un postre con una consistencia suavcomo hacer tarta de quesoe y un fondo crocante gracias a una capa de galletas.

Ingredientes para la tarta de queso:

Para la base:

200 gramos de galletas de mantequilla.
1/4 de taza de azúcar blanca granulada.
120 gramos de mantequilla sin sal derretida.

Para el relleno:

1 kilo de queso crema a temperatura ambiente (preferiblemente Philadephia, es el mejor).
200 gramos de azúcar blanca.
35 gramos de harina de trigo.
5 huevos grandes enteros.
1/3 de taza de crema líquida.
1 cucharadita de extracto de vainilla.
1 limón (solo la ralladura).
250 mililitros de yogurt natural sin azúcar.
2 cucharadas de azúcar blanca.
1/2 cucharadita de extracto de vainilla.

Preparación  para la tarta de queso:

Para comenzar deberemos hacer a base. Para esto tomamos las galletas y las machacamos hasta que estén hechas polvo. Puedes usar un martillo de cocina y poner las galletas dentro de una bolsa, o un procesador de alimentos. Luego mezcla ahí la mantequilla y el azúcar para que quede una especie de arena húmeda. Busca un recipiente para horno que sea desmoldable, especial para tartas de queso, y toma la mezcla de la base y presiona en el fondo y un poco por los lados. Mete en el refrigerador mientras haces el relleno.

Batimos el queso crema, el azúcar y la harina. Hazlo a velocidad media para que quede muy suave. Luego añade los huevos uno a uno, batiendo casi un minuto de separación. Añade luego la crema o nata, la ralladura de un limón, 1 cucharadita de vainilla e incorpora todo.

Saca la base y vierte esta mezcla dentro. Mete en un horno precalentado a 180°C por unos 15 minutos. Luego baja la temperatura a 120°C y continua cocinando por hora y media, o hasta que la tarta esté firme pero húmeda y ligeramente dorada en el tope.

Mezcla los últimos tres ingredientes: yogurt, azúcar y vainilla. Saca la tarta, deja enfriar completamente. Agrega esta nueva mezcla por encima de la tarta caliente y mete en el horno unos 15 minutos más. Retira de nuevo y deja enfriar completamente. Mete en el refrigerador por al menos 12 horas o hasta el día siguiente.

Sirve con fresas, chocolate, o lo que quieras por encima.

Foto: http://www.flickr.com/photos/viajarsindestino/

Deja un comentario