Tarta de espinacas

By | 09/01/2015

La espinaca está llena de vitaminas, es altamente nutritiva y de alguna manera debemos incorporarla en nuestra dieta, y la de los niños. Así que esta tarta de espinacas es una excelente opción porque tendrá algunos agregados que la harán irresistible. Una de las mejores combinaciones que existen en la cocina es el queso y la espinaca y eso haremos en este caso. La receta nos pedirá usar una masa de tarta comprada, aunque también podemos usar una de hojaldre (hecha por nosotros o congelada).tarta de espinaca

Ingredientes:

500 gramos de espinacas.
100 gramos de champiñones.
1 puerro.
120 gramos de tocino.
120 gramos de ricotta sin sal.
1 taza de queso rallado (el que más les guste).
1 diente de ajo.
2 huevos.
1/4 de cucharadita de nuez moscada.
Sal y pimienta.

Preparación:

Comenzaremos con el relleno, que es lo que nos llevará más tiempo. Si has decidido hacer la masa en casa, prepara un día antes para que salgas de esto con anticipación y porque la masa hojaldrada necesita refrigeración.

Calienta un sartén y agrega un poco de aceite de oliva y mantequilla. Pela y pica el ajo finamente. Agrega el ajo al sartén y cocina a fuego bajo. Luego lanza los champiñones que deben estar picados en rebanadas delgadas. Puedes usar los que vienen en lata o comprar unos frescos, que te darán mejores resultados. Cuando estén suaves, saca y reserva aparte en un plato.

En el mismo sartén cocina el tocino picado en trozos pequeños. Cuando esté crujiente saca y reserva también. No botes el aceite que dejó que lo usaremos para cocinar el puerro que debe estar cortado también en rebanadas. Deja que se ponga suave. Agrega las espinacas y deja que boten todo el agua que tienen y estén de un color verde oscuro, suaves junto al puerro. Al terminar apaga y que enfríe un poco.

En un recipiente crema el ricotta, junto con el queso rallado y los dos huevos. Luego agrega todos los elementos del relleno que has reservado anteriormente. Mezcla bien. Estira la masa en forma circular sobre papel encerado. Agrega todo el relleno y levanta los bordes para crear una especie de envase que retenga todo y no se salga nada.

Pinta el borde con yema de huevo batida. Mete en el horno a 200°C por unos 40 minutos o hasta que la masa esté bien dorada.

Foto: http://blogs.lanacion.com.ar/cocina-amateur/

Deja un comentario